Sísifo

En el universo orínico de la realidad dormida o anestesiada,

le pregunté a Kavafis, si su canto a Grecia ahora tuviera las mismas tonadas,

si las guerras hicieron reverdecer los olivos en las alboradas.

La oda a la canción triste de Pol Pot,

aguarda la justicia fiera de las voces calladas,

no bastó la religión que hiciera Mao de su libro rojo

convertirlo en espada,

aquel recuerdo de la otrora Vietnam destrozada.

Han crecido las amapolas que acarician

el suelo de las tantas alegorías que dedicara

Khayyam en su libar, todavía de Afganistan,

la esperanza aguarda.

lkjjhhkghgjkhgkhgjkgjhgjhgjhgjhgjhgjhgjhgjhgjgh

Y el vino crece en la palabra del poeta,

aguarda en la densidad de la breve noche,

para irrumpir en viejas nostalgias.

jhgjhfjhfghfhgfghfghfghfhghfhg

Ahí estás tú, como timando desde un sueño

aquel posible de la brevedad de un haiku,

que se atreviera a dedicar siquiera unas hondas palabras.

ghfjghfhgfghfghfhgfhfhgf

Remar en el destino incierto

del poema solitario,

buscarle el sentido a cada palabra.

yfghjhjhjhfghfghfghjhgfhfhg

Dime si tú, puedes detener lo abyecto,

¿Para qué escribes si no puedes liberar tu alma?

de aquella arma que contra la libertad

gime buscando un consuelo

quizá estéril porque haces parte

de la jauría en que se convirtió la vida;

aún con la célebre poesía

que tiñe con sus versos

y andrajos

para ofrecerle un cáliz

colmado de retazos.

hgjhgjhjhgjhgjhgjhgjhgjhgk

Ahora tu canto está perdido en el Cáucaso,

los Urales se crispan entre los sueños de Pushkin

envueltos en su mordaza.

jhgjhgjhgjhgjhgjhgjhgjhgjhgjh

Poeta: en tu lozanía

todavía sigues creyendo que hay esperanza.

Pero el poema

vive por sí solo

en su palabra.

jkhjkhkjhkjhkjhjkhkjhjkhkh

Mediterráneo

Índigo profundo, cercano y extraño.

Divides y acercas las fronteras

Desde una pequeña barca.

kjkljkljlkjljkljljljlkjljklj

Tus mareas coquetean

Como golondrinas

pendiendo del sol sofocante

a quien se atreve a surcarlo.

skskskskskskksksksksk

Acoges al forastero

Para no dejarlo salir

Nunca de sus aguas.

jskskskskskskskskskskksks

¿De qué poder estás hecho

Que ni siquiera albergas,

A quien otrora

viviera en tus entrañas?

jdjdjdjdjdjdjdjdjdjjddjdjd

Devoras con tus bocanadas

la presurosa carrera

que la vida de la guerra afana.

jsjsjsjsjsjsjjsjssjjsjsjs

De la realidad sórdida

tu paisaje se tiñe

de sangre,

para cubrir con violeta

aquel que te profana.

Hazte de Alumni Ventajas de Alumni