¿Cómo decidiste unirte a la iniciativa solidaria Cuando Volvamos Salamanca?

Me pareció una buena oportunidad, ya que se trata de una iniciativa solidaria que ofrece una salida al comercio y la hostelería salmantina en estos tiempos de crisis. De hecho, al empezar la cuarentena, la iniciativa empezó teniendo mucho éxito en Madrid, y a día de hoy está presente en numerosas ciudades de España y también del mundo.

¿Qué te está aportando Cuando Volvamos Salamanca durante esta crisis?

Cuando Volvamos Salamanca nos está aportando en primer lugar esa liquidez que necesitamos gracias a la confianza adelantada de nuestros clientes, y también una importante visibilidad y difusión en redes sociales y medios de comunicación, a lo que todos dedicamos mucho tiempo en época de confinamiento. Además, es una manera de seguir en contacto con nuestros clientes y amigos tanto de Salamanca como de fuera, muchos nos escriben diciéndonos que han adquirido los planes de nuestro establecimiento y que están deseando volver a Casa Paca y visitar Salamanca.

¿Porqué has decidido formar parte de Empresas Alumni?

La Universidad de Salamanca tiene un papel fundamental en nuestra ciudad, y no sólo los que forman parte de ella actualmente, sino todos los que han pasado y pasarán por la Universidad de Salamanca. Por ello, hemos decidido unirnos a Alumni para, además de disfrutar de todos los privilegios que ofrece, poder colaborar al más alto nivel con la Universidad de Salamanca y así poder ofertar nuestros productos y servicios a toda la comunidad universitaria.

¿Cómo prevés que va a ser la vuelta a la actividad en Salamanca? ¿Y en Casa Paca?

Va a ser duro intentar recuperar el tiempo que la pandemia del coronavirus nos ha robado, ya que Salamanca es una ciudad que vive fundamentalmente del turismo y tenemos que garantizar a nuestros visitantes todas las medidas de seguridad posibles para que se sientan como en casa. Por ello, todo el equipo de Casa Paca, establecimiento de referencia en la gastronomía salamantina, somos optimistas y nuestra ilusión y nuestras ganas de trabajar son tan fuertes, que sin lugar a dudas, seguiremos atendiendo a nuestros clientes y amigos con esa pasión que nos caracteriza como lo hemos hecho durante estos veinte años de actividad y los que nos quedan por recorrer. ¡Nos vemos pronto!