Conocemos a Ana Elvira Laffond, la estudiante salmantina de medicina que ha obtenido el sexto puesto del MIR 2019.

¿Por qué elegiste tus estudios?
La carrera de Medicina siempre me había atraído por dos motivos fundamentales: el científico y el humano. Por un lado, el estudio del cuerpo humano y la enfermedad me parece apasionante. Por otro, el hecho de que con tu trabajo puedas contribuir a la mejora de la salud de los demás es sin duda un privilegio que tenemos los profesionales dedicados a la Medicina, y en general a todas las Ciencias de la Salud.

¿Por qué decidiste estudiar en la Universidad de Salamanca?
Soy salmantina, por lo que quedarme a estudiar la carrera en mi ciudad natal y poder contar con el apoyo de mi familia fue un factor esencial en mi decisión. Además, Salamanca es una ciudad universitaria por excelencia, lo que permite al estudiante disfrutar de todos los aspectos de la vida universitaria.

¿Cómo ha sido la preparación del MIR?
Ha sido dura, porque han sido siete meses de trabajo constante. Sin embargo, creo que tanto yo como mis compañeros también hemos podido disfrutarla, ya que te permite relacionar muchos conceptos que has estudiado a lo largo de la carrera y tener una visión más global de la Medicina.

¿Qué pensaste cuando viste que eras la sexta de España?
Me sentí muy afortunada. Todos los opositores que nos presentamos al MIR trabajamos mucho durante muchos meses, e indudablemente este esfuerzo debería verse recompensado con poder escoger una plaza.

¿Has decidido que especialidad elegir?
Me gustan muchas ramas de la Medicina, que me parece una profesión preciosa. Voy a elegir Cardiología, porque se relaciona con algunos campos que también me apasionan, como son el deporte o la nutrición. Además, es una especialidad muy variada, en la que hay perfiles de médicos muy diferentes trabajando en equipo. También considero que es una especialidad que te permite desarrollar tu potencial investigador al más alto nivel.

¿Qué destacarías de tu experiencia en la USAL?
En la facultad de Medicina he tenido la suerte de conocer a algunos compañeros de profesión y amigos que han sido para mí un ejemplo de sacrificio personal y de vocación por la Medicina. También destacaría mis prácticas tuteladas en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, donde he podido aprender del personal médico y de enfermería los aspectos más prácticos de la Medicina y lo que yo considero que es el centro de nuestra profesión: la relación con el paciente.

¿Qué crees que te ha aportado esta universidad en tu carrera profesional?
Estos seis años de estudio en la facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca mE han aportado los cimientos para poder desarrollar mi carrera profesional. La Medicina es una ciencia en constante cambio, con lo que el esfuerzo por mejorar debe ser mantenido en el tiempo. Espero poder seguir trabajando para ofrecer el mejor servicio posible a mis pacientes.

¿Tienes pensado realizar más estudios en la USAL?
Ahora me voy a centrar en mi formación como médico residente. Más adelante consideraré la posibilidad de realizar estudios de doctorado y máster.