Soledad Rodríguez Sánchez-Tabernero es la nueva coordinadora del Capítulo Alumni – Universidad de Salamanca en Bruselas. Soledad estudió en esta Universidad y trabaja actualmente como Analista en el Equipo Institucional del European Political Strategy Centre (EPSC), el ‘think-tank’ interno de la Comisión Europea.

El Capitulo de Bruselas, que coordina Soledad, ha organizado una recepción para alumnos del Máster en Estudios de la Unión Europea, alumnos de grado de la Facultad de Derecho y estudiantes Erasmus que residen actualmente en Bruselas. El Encuentro se realizará el miércoles 25 de abril en el WXYZ Bar del Hotel Aloft Brussels Schuman (Place Jean Rey, Bruselas).

¿Por qué elegiste estudiar en la Universidad de Salamanca?

“Comencé mis estudios universitarios en Traducción e Interpretación y Derecho. La Facultad de Traducción e Interpretación era una de las mejores de España, por lo que tenía sentido estudiar aquí. Posteriormente, tras mi Erasmus en Lovaina, me interesé por el Derecho de la Unión Europea y opté por cursar un Máster en Estudios de la Unión Europea en nuestra Universidad, por su calidad y la solidez de su profesorado”.

¿Con qué te quedas de tu paso por la USAL?

“En lo personal, me quedo con todos los grandes amigos que hice tanto en mi paso por las licenciaturas en Traducción e Interpretación y en Derecho, y el Máster en Estudios de la Unión Europea, pero especialmente con mis compañeros del Área de Derecho Internacional Público y las compañeras del Centro de Documentación Europea.

En el terreno académico, recuerdo la riqueza de las actividades complementarias a las que pude asistir durante mis estudios, en gran medida organizadas por el Área de Derecho Internacional Público, y que fomentaron mi vocación europeísta e internacionalista y enriquecieron mi formación. Asimismo, mi paso por MUNUSAL, el Modelo de Naciones Unidas de la USAL, me facilitó una red internacional de contactos y amigos con trayectorias muy distintas que todavía conservo”.

¿Qué crees que te ha aportado esta universidad en tu carrera profesional?

“La USAL me ha facilitado una buena formación en Derecho europeo tanto en el Máster como durante mi experiencia investigadora en el Área de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales gracias a una beca FPU, lo que me ha dotado de una proyección internacional a la hora de mi inserción laboral. La Licenciatura en Traducción e Interpretación me ha sido también de gran utilidad. Creo que es una formación muy complementaria para trabajar en un entorno internacional y el hecho de que la USAL ahora oferte el doble grado me parece un gran acierto”.

¿Cómo valoras la proyección internacional que está generando la celebración del VIII Centenario?

“Creo que el VIII Centenario es una oportunidad de oro para dar a conocer nuestra Universidad de cara al exterior. Desde Alumni en Bruselas estoy percibiendo la importante presencia de egresados de la USAL en puestos de relevancia internacional, algo que es en gran medida explicable gracias a la calidad de la formación recibida en esta Universidad y en su tradición en los estudios europeos, gracias a la labor iniciada por la Profesora Araceli Mangas. Por otro lado, es justo que se reconozca la relevancia de la Universidad de Salamanca en la creación del pensamiento y culturas europeos. El VIII Centenario está constituyendo un escenario idóneo para ello. No obstante, creo que se podría difundir más en el exterior”.

¿Cómo valoras el trabajo que realiza Alumni-USAL?

“Creo que Alumni está realizando una labor excelente en cuanto a la proyección de nuestra Universidad en la sociedad. Desde determinados sectores de la sociedad, se ha criticado en ocasiones a las universidades y al mundo académico en general por su desconexión con la sociedad y el tejido empresarial. Creo que las asociaciones de antiguos alumnos pueden constituir un importante nexo de unión entre la sociedad y la Universidad y Alumni-USAL está desarrollando esta faceta progresivamente. Desde la Universidad se está escuchando también bastante a Alumni y esto es positivo. Por otro lado, los capítulos de Alumni pueden facilitar redes de contactos para los recién graduados y asesorarles con relación a su carrera profesional”.

¿Cómo te planteas el nuevo reto de coordinar el Capítulo de Alumni – USAL en Bruselas?

“Creo que el capítulo de Bruselas tiene un interés estratégico para Alumni y para la Universidad en tanto en cuanto Bruselas alberga la sede de la mayoría de las Instituciones y organismos de la Unión Europea y la Universidad de Salamanca tiene una clara vocación europea. El Capítulo engloba a un conjunto de funcionarios de las Instituciones europeas, en su mayoría con bastante más experiencia que yo, junto con incorporaciones más recientes.

Por mi vinculación con la Universidad y mi paso por su Área de Derecho Internacional Público me gustaría fortalecer el nexo entre el Capítulo y la Universidad, para facilitar la inserción laboral de los actuales estudiantes y futuros Alumni. Asimismo, el VIII Centenario es una oportunidad de oro para dar a conocer nuestra Universidad como centro de estudios europeos en Bruselas. Es una gran responsabilidad. No obstante, el Capítulo de Bruselas cuenta con una serie de miembros muy activos y con mucha (y muy valiosa) experiencia, por lo que mi tarea será mucho más fácil, puesto que únicamente requiere ejercer de enlace entre nuestros miembros y la Universidad”.