Conocemos a Virginia Sánchez Rodríguez que ha recibido la Beca de Investigación en Folklore CIOFF-INAEM del año 2018

¿Por qué elegiste tus estudios?
Desde pequeña tuve claro que me dedicaría a una carrera de perfil humanístico, pues me atraía todo lo relacionado con la historia y las artes y, además, ya había comenzado mis estudios profesionales de piano en el conservatorio. Finalmente, mis estudios universitarios se centraron en la Musicología y en la Historia del Arte, esto último gracias al entusiasmo que me inculcó mi profesora de Historia del Arte de 2º Bachillerato, Eloísa Hidalgo.

¿Por qué decidiste estudiar en la Universidad de Salamanca?
La decisión de realizar mis estudios universitarios no solo tuvo que ver con la cercanía a Peñaranda de Bracamonte, donde vivía con mis padres, sino con la historia y el prestigio de la Universidad de Salamanca. En un primer momento, realicé la Licenciatura de Historia del Arte. Posteriormente decidí profundizar en la Musicología, por eso cursé el Máster en Música Hispana y el Doctorado en Musicología, realizando una tesis doctoral, bajo la dirección de la Dra. Matilde Olarte, que fue galardonada con el ‘Premio de Investigación a la Mejor Tesis Doctoral 2013’ de la Fundación SGAE.

 ¿Qué destacarías de tu experiencia en la USAL?
De mi experiencia como egresada de la USAL podría destacar los numerosos aprendizajes adquiridos, tanto en lo personal como en lo profesional. En lo relativo a lo personal, aquí tuve la oportunidad de disfrutar de la “vida universitaria”, en su dimensión más amplia, incluyendo el inicio de grandes amistades que perviven en la actualidad (14 años después de comenzar mis estudios). En lo académico, recuerdo con gran añoranza lo mucho que disfrutaba en clase, cubriendo mi curiosidad sobre arte, en el Aulario, y sobre música, en el aula de Musicología del Patio de Escuelas.

 ¿Qué crees que te ha aportado esta universidad en tu carrera profesional?
Aunque actualmente soy profesora del área de música de la Universidad de Castilla-La Mancha, la USAL ha sido mi primera casa y me ha aportado mis primeros conocimientos específicos en arte y musicología, así como mis primeras experiencias profesionales en lo relativo a la investigación con la elaboración de mi tesis doctoral. Por otra parte, y más allá de los contenidos, lo cierto es que el nombre de la Universidad de Salamanca siempre es una buena carta de presentación tras finalizar los estudios.

 ¿Tienes pensado realizar más estudios en la USAL?
Tras la defensa de mi Tesis Doctoral en el año 2013, no tengo previsto realizar más estudios. En todo caso, si estuviera decidida a cursar nuevas titulaciones, tendría en mente la USAL como una opción segura y mi relación con esta institución se ha mantenido en los últimos años a través de mi presencia habitual en congresos de esta casa, como el Simposio Internacional “La creación musical en la banda sonora” o el Congreso de Novela y Cine Negro.

 ¿Qué ha significado para ti recibir la prestigiosa Beca de Investigación en Folklore CIOFF-INAEM del año 2018?
Todo reconocimiento académico siempre supone una gran satisfacción y un impulso para continuar con nuestro trabajo. Una de mis líneas de investigación, junto con la música de cine y la relación de las mujeres y la música, es el estudio sobre la música de carácter tradicional. En ese sentido, es un gran honor que mi proyecto sobre música tradicional en Ciudad Real haya sido elegido para disfrutar de esta Beca, la más prestigiosa de su campo, y gracias a ella será posible llevar a cabo la investigación durante un año.

 ¿Cómo valoras la iniciativa de otorgar este tipo de becas?
Creo que el trabajo del profesor universitario no siempre es bien conocido por la población, puesto que gran parte de nuestro tiempo está dedicado a investigaciones que no cuentan con ningún apoyo económico y son realizadas de forma paralela a otras obligaciones, sin descuidar la docencia o la gestión. En ese sentido, las becas y los premios de investigación significan un respaldo y un impulso, tanto en lo relativo a cuestiones económicas como, especialmente, en lo que se refiere al prestigio que éstas añaden en cualquier curriculum.

 ¿En que consiste tu proyecto “Bailando ante el mundo: la participación del grupo de Coros y Danzas de Ciudad Real en la Feria Mundial de Nueva York (1965)”?
Aunque previamente he llevado a cabo investigaciones sobre el folklore en la provincia de Salamanca –como es el caso de mi estudio sobre la Comparsa Peñarandina gracias a la Beca de Investigación Etnográfica “Ángel Carril” del Instituto de las Identidades de la Diputación de Salamanca del año 2016-, en esta ocasión realizaré un acercamiento a ese evento internacional de la mano de la participación del grupo de Coros y Danzas de Ciudad Real.

Los grupos de Coros y Danzas de España promocionaron, con su presencia en las actividades de carácter estatal e internacional, una imagen de la Península Ibérica a través de las melodías, las letras, las coreografías y la forma de vestir de sus componentes. La relevancia social de estos grupos folklóricos fue grandiosa, hasta el punto de que los conjuntos de algunas regiones llegaron a participar en eventos internacionales, especialmente gracias al aperturismo iniciado en los años cincuenta. En mi trabajo, a través de fuentes primarias y secundarias, pretendo dar a conocer cómo fue la experiencia de la agrupación de Coros y Danzas de Ciudad Real en la citada Feria Mundial de Nueva York del año 1965, comprobar la visibilidad del repertorio considerado tradicional en la sociedad americana a través de este evento y analizar el impacto de este hecho musical también en la ciudad de procedencia de este grupo de música y danza.

 

¡Muchas gracias!