A raíz de la carencia de materiales hospitalarios, el Hospital Clínico Universitario de Salamanca se ha encontrado en la tesitura de pedir ayuda a la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca para elaborar gel para la higiene de las manos, petición a la que no han duda en llevar a cabo en cuanto han conseguido la cantidad suficiente de alcohol etílico para su desarrollo.

Además, la Universidad de Salamanca ha decidido ceder los aparcamientos del campus Miguel de Unamuno y del Colegio Mayor Arzobispo Fonseca para las autoridades sanitarias, y en exclusiva, el que se encuentra en frente de la Facultad de Farmacia.

Más información vía Tribuna de Salamanca AQUÍ.