La Universidad de Salamanca esta coordinando varios grupos de investigación de la propia Universidad, IBSAL, IBFG o el Centro de Investigación del Cáncer para reforzar al servicio de Microbiología del Hospital en caso de que lo requiera.

Se trata de una organización compleja ya que implica a varios equipo de investigación y se trata de muestras con pacientes reales, pero los equipos están lo suficientemente capacitados para llevarlo a cabo y se disponen de los equipos necesarios para su realización.

Xosé R. Bustelo, investigador del CIC y presidente de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer, señala que esta ayuda se pondría en marcha únicamente en el remoto caso de que el Servicio de Microbiología de nuestro hospital u otros hospitales se vieran desbordados por la cantidad de pruebas que se tuvieran que hacer.

Más información vía La Gaceta de Salamanca AQUÍ.