La Universidad de Salamanca, la Fundación Santa María la Real y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico han participado en la elaboración de la guía de buenas prácticas para la conservación del patrimonio.

El trabajo va dirigido, principalmente, a propietarios y gestores de bienes patrimoniales del sudoeste europeo, con el objetivo de ofrecerles sencillos consejos y pautas que faciliten la conservación de estos inmuebles.

“El mantenimiento de cualquier edificio histórico resulta más efectivo cuando el propietario cuenta con un plan, es decir, cuando tiene un calendario de tareas rutinarias y efectivas, que puede realizar con facilidad”, explican los redactores de la guía. Siguiendo esta premisa, han editado el libro dentro del proyecto HeritageCare, planteando “un calendario de acciones que se pueden llevar a cabo con facilidad para mejorar la conservación del edificio”, añaden.

Más información AQUI