El FAB-LAB de la Universidad de Salamanca fabrica 4000 ‘salvaorejas’ fáciles de desinfectar y reutilizables para los sanitarios del hospital con el objetivo de evitar el uso tradicional de las mascarillas ya que estas nuevas piezas permiten a los sanitarios enganchar su mascarilla a los extremos de este accesorio evitando así marcas en la piel.

Además, el FAB-LAB también ha fabricado 10.000 pantallas de protección facial y 71 respiradores con impresoras 3D. Todo ello ha sido posible gracias al programa de actuaciones TCUE, administrado por la Fundación General de la Universidad, para poner en funcionamiento el Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad Empresa 2018-2020 de la Junta de Castilla y León en la USAL.

Más información AQUÍ.