Hoy en día nos vemos abrumados por términos como libro electrónico, lectura digital, lectura en pantalla, e-books, e-readers, etc.

Pero a pesar de la intrusión de todo lo electrónico en nuestras vidas, el libro impreso sigue pisando fuerte. Por ello, nos movemos en un mundo de divisiones, entre detractores y defensores a ultranza del soporte en papel y el soporte electrónico, indistintamente.

Los defensores de la lectura digital tienen sus argumentos, cada vez más potentes:

  • Nuevos hábitos de lectura
  • Nuevas formas de aprendizaje
  • Disminución de los costes de producción y distribución
  • Gran aumento de auto – publicación
  • Ahorro de papel y de espacio
  • Integración de elementos multimedia
  • Incorporación de elementos de ayuda: diccionarios incorporados, posibilidad de subrayar, compartir, realizar notas al lado del texto
  • Nuevas y variadas formas de recomendación: blogs, redes sociales

En cambio, los detractores también tienen sus fuertes argumentos en contra:

  • Fatiga ocultar e incrementación de problemas relacionados con la vista
  • Distracciones
  • Pérdida de contacto con el libro: tacto y olor
  • Aumento de publicación de libros sin criterio de editores
  • Futuro incierto de la lectura

Después de conocer ambos argumentos, ¿de qué lado te encuentras?

Si te sitúas al lado de los defensores de la lectura digital, debes conocer que la Universidad de Salamanca cuenta con una plataforma de préstamo de libros electrónicos, Cielo, (http://cielo.usal.es/)  que puede ser utilizada por nuestros socios a través de la identificación id. El préstamo funciona de la misma manera que el físico, los libros electrónicos cuentan con los mismos plazos de préstamos, reservas  y renovaciones. Los formatos en el que se pueden consultar estos objetos digitales son el PDF y el EPUB. Las ventajas de este préstamo electrónico es que en primer lugar, se puede realizar una lectura sin conexión, en segundo lugar, la multitud de dispositivos en el que se puede leer el objeto digital (tablets, ipad, smartphone, ordenadores) y en tercer lugar, la posibilidad de adquirir los libros desde cualquier espacio sin ser necesario acudir a las bibliotecas correspondientes.

La forma de realizar el préstamo es muy sencilla, únicamente se debe entrar en la página, realizar la búsqueda del objeto digital con el buscador que aparece. Una vez obtenidos los resultados de búsqueda, se indica la disponibilidad de los libros electrónicos sin entrar en el resultado. Si está disponible, una vez dentro del elegido, en la parte derecha aparecerá la opción de Prestar, picando en esa opción, la plataforma pedirá la identificación usal y una vez identificado el usuario, el libro podrá ser prestado.

Todos los plazos de préstamos y reservas pueden ser consultados en la siguiente página: https://bibliotecas.usal.es/lectura-de-libros-electronicos

¡No lo pienses más y empieza a utilizar esta plataforma con cientos de libros de diferentes materias a tu alcance!

Hazte de Alumni Ventajas de Alumni