Más de 500 alumnos se han reencontrado este pasado fin de semana con sus antiguos compañeros y con la Universidad de Salamanca. Ha sido la celebración más numerosa de cuantas se vienen haciendo desde que se conmemoran los aniversarios de la obtención del título. A la reunión de este año han acudido las promociones que celebran sus bodas de plata (25 años), titanio (40 años), oro (50 años) y diamante (60 años). Han venido antiguos alumnos de Medicina, Derecho, Filosofía y Letras, Ciencias Químicas, Biología, Farmacia, Psicología, Fisioterapia y Geografía e Historia.

Diversidad de titulaciones y de edades, pero todos unidos por la marca que la Universidad de Salamanca dejó en sus vidas.

El acto central se desarrolló en el Paraninfo de la Universidad del Edificio Histórico. José Ángel Domínguez Pérez, Vicerrector de Promoción y Coordinación fue el encargado de presidir el Acto Académico, en el que se vivieron momentos muy emotivos como la imposición de la beca a los socios que llevan mas de 50 años en la Asociación. En sus intervenciones, el propio vicerrector, la presidenta de honor de Alumni, Ángela Calvo, el vicepresidente de la Junta Directiva, José Luis Fuentecilla y Román Álvarez, presidente del capítulo Salmanticense de Alumni hicieron hincapié en la importancia de sumarse a Alumni-USAL porque sólo así podremos contar con una potente red de antiguos alumnos por todo el mundo que sirva como plataforma de comunicación y apoyo mutuo, de orientación a los nuevos titulados y como respaldo y proyección internacional de la Universidad de Salamanca. “No te preguntes qué hace tu universidad por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu universidad”, subrayó -a la Kennedy- el vicerrector José Ángel Domínguez Pérez.

Durante el acto, el académico José Antonio Pascual fue el encargado de presentar al conferenciante, el profesor Juan Carlos Asensio, que habló a los asistentes de las “gracias y desgracias de un músico en la Edad Media”. Como cierre, el Coro interpretó cuatro canciones de variado registro antes de concluir con el Gaudeamus Igitur. A la salida del Paraninfo y antes de compartir comida en la Hospedería, las distintas promociones posaron para la foto de grupo en las escaleras del Palacio de Anaya; un momento para el recuerdo de uno de los fines de semana más emotivos de Alumni-USAL.

Hazte de Alumni Ventajas de Alumni