En “Barbarus”, su segunda novela, viaja al tiempo en que Roma llamaba bárbaros a los inmigrantes

“Salamanca era un paraíso para cualquier enamorado de los libros… Para un joven de 18 años, la posibilidad de venir aquí a estudiar era un sueño. Y se hizo realidad”.

Lo dice Santiago Castellanos, antiguo alumno y doctor en Historia por la Universidad de Salamanca, profesor universitario en León, Nôtre-Dame y Pensilvania y autor de dos novelas históricas: “Martyrium” y “Barbarus”. En esta última, el novelista Castellanos le pide licencia al rigor del historiador Castellanos para vislumbrar una semejanza entre dos fenómenos alejados por dieciséis siglos: la inmigración masiva actual a las puertas de Europa y la presión migratoria ante las fronteras de Roma. En ambos casos hablamos de decenas de miles de personas que huían, como ahora, del hambre y la guerra. Los romanos les llamaban bárbaros. Castellanos se mete en su piel para relatarnos sus vicisitudes. Con esta entrevista, comenzamos la serie de “Trayectorias” en Alumni…